El Grito de Edvard Munch

El Grito
Edvard Munch

El Corazón: ¿deseo de infinito o de éxito?

Hugo Martínez – Locutor radial y televisivo

La historia del Rock está escrita a lo largo de los años por hechos dolorosos, desde Janis Joplin, Jimmy Hendrix y Jim Morrison hasta los últimos hechos acontecidos este año. Y cómo no conmoverse con las informaciones que nos llegaban.

Primero fue Chris Cornell, vocalista de la banda norteamericana Soundgarden, a quien luego de un concierto en Detroit encontraron colgado en el baño de su hotel el 18 de mayo de este año. Y lo más reciente, Chester Bennington, el de la potente voz, líder de los Linkin Park, quien incluso participó del funeral de Cornell entonando el ALELUYA.

Entonces, seguidamente a estos hechos me invaden preguntas agudas: ¿acaso el hombre no busca el éxito como culmen de toda la vida? Si lo tienen todo, fama y dinero,¿por qué acaban sacándose la vida?

Lo tengo todo, todo… ¡Dios mío! ¿Por qué no puedo disfrutar? ¡No lo sé! Lo he intentado todo para que eso no ocurriese. (Y sigo intentándolo, créeme Señor, pero no es suficiente).

Así se despedía de su esposa Courtney y su hija Frances el icónico líder de Nirvana, Kurt Cobain, en una carta. La dramaticidad en la vida de estos artistas me trae a la memoria unas líneas del poeta inglés T. S. Elliot, quien a inicios del 1900 ya nos advertía de lo que podía suceder:

¿Tenéis acaso necesidad de que se os diga que incluso aquellos modestos logros, que os permiten estar orgulloso de una sociedad educada, difícilmente sobrevivirán a la fe que les da sentido.

De una cosa estoy cada día más convencido. El éxito, el dinero y la fama no son una respuesta adecuada a las preguntas del corazón humano. El hombre es deseo de infinito, nada le contenta, cualquier cosa que intente como respuesta desafortunadamente no le corresponde. Si miramos la línea histórica de la Humanidad una sola persona se autoproclamó como respuesta a los hombres, tanta fue su influencia que la historia está marcada por su llegada a este mundo. ¿Acaso no existe la teoría de posibilidad? Depende de cada uno verificar si esta propuesta es verdadera o no, si vale o no vale la pena ponerla en la balanza de posibilidades.

Comentarios
Top
A %d blogueros les gusta esto: